Ponemos a vuestra disposición un traductor de paginas.
 

SAHARA SMARA LA VALL

 

Campaña recogida de alimentos

Preocupación por los DDHH en el Sahara Ocupado y por la situación humanitaria en los campamentos de refugiados

Solidaridad y reivindicación desde la Comunitat en apoyo al pueblo saharaui

• La Comunitat Valenciana ha movilizado a todos aquellos que apoyan al pueblo saharaui para dos acciones prioritarias: la recogida de alimentos básicos para los refugiados de los campamentos y la reivindicación ante las instituciones para que hagan lo que esté en su mano ante las últimas detenciones de activistas saharauis por parte de Marruecos.

Valencia (17-11-09).- El movimiento social de apoyo al pueblo saharaui de la Comunitat Valenciana, coordinado por la Federación de Asociaciones de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (FASPS), dedicará sus esfuerzos en los próximos meses a la recogida y envío de ayuda humanitaria para los campamentos y a la acción política para hacer llegar a los políticos la necesidad de que se impliquen en la solución de este conflicto que parece interminable.

Así se ha anunciado hoy en la presentación de la Caravana por la Paz 2010, que recogerá alimentos en toda la Comunidad Valenciana para enviarlos a los campamentos de refugiados. En el acto de presentación de la campaña ha estado presente la Directora General de Cooperación, Pilar Collado, el Delegado Saharaui en la Comunitat Valenciana, Mohamed El Mamun y la Presidenta de la Federación de Asociaciones de Solidaridad con el Pueblo Saharaui de la Comunitat Valenciana (FASPS), Dolors Claramunt. Todos han insistido en la importancia de seguir haciendo fuerza para que la situación de este pueblo no pase al olvido ni tampoco nos acostumbremos a ella.

Además de la recogida de alimentos, también se ha informado de que a lo largo del fin de semana se desarrollarán en Valencia una serie de protestas que darán comienzo el próximo sábado 21 de noviembre de 12 a 14 horas con una concentración frente a la Delegación del Gobierno, en la Plaza del Temple, para exigir al Gobierno que permita la vuelta con garantías de la activista saharaui Aminetu Haidar al Sahara Occidental, de donde fue expulsada hace unos días por Marruecos. Una vez termine la concentración se instalará una haima frente a la sede del PSPV en protesta por la política del Gobierno Socialista con respecto al Sahara. La haima quedará instalada todo el fin de semana y desde ella se pedirá la liberación de todos los presos políticos saharauis encarcelados por Marruecos.

La FASPS quiere animar a todos los ciudadanos a participar en los actos de protesta del fin de semana que den visibilidad al cariz político de este conflicto y también en la recogida de alimentos para la población que está en los campamentos de refugiados en Tinduf. Esta recogida de alimentos de la ‘Caravana por la Paz’, envió el año pasado 80.000 kilos de ayuda humanitaria a los campamentos, de los cuales más de 63.000 eran alimentos no perecederos. En esta acción humanitaria quedarán implicadas todas las asociaciones de ayuda al pueblo saharaui de la Comunitat Valenciana, colegios, instituciones, empresas privadas y ciudadanos en general.

Contexto general

El conflicto del Sáhara Occidental data de 1975 y es fruto de una descolonización no concluida por la actitud de obstrucción del Gobierno de Marruecos, con la permisividad de la Comuniad Internacional (ONU y UE), el apoyo explícito del Gobierno de Francia y la no asunción de los diferentes Gobiernos de España de su responsabilidad política como antigua potencia colonial.

El pueblo saharaui tiene reconocido el derecho de autodeterminación a través de múltiples resoluciones internacionales, sin embargo el gobierno de Marruecos impide su aplicación una vez más, vulnerando la legalidad internacional y propiciando una situación en la región de inestabilidad e inseguridad.

Como fruto de esta situación, 200.000 saharauis viven desde hace 34 años refugiados en el desierto argelino de Tindouf, otra parte de la población continua viviendo en el Sáhara Occidental donde diariamente Marruecos vulnera sus derechos fundamentales y son sometidos a torturas y maltratos.